domingo, 25 de junio de 2017

Día 25 de Junio. Domingo 12 del Tiempo Ordinario.


LECTURAS

  • Jeremías 20,10-13
  • Salmo responsorial 68, 8-10.14.17.33-35
  • Romanos 5, 12-15
  • Mateo 10, 26-33
El envío de los Doce a recorrer  los poblados de Galilea y anunciar la Buena Nueva de Jesús,   contando lo que oían y veían en Jesús, motivó que Jesús animara a los apóstoles a poner  su confianza en Dios, porque bien sabía Jesús que su mensaje no siempre sería bien acogido,  incluso rechazado, porque siempre hay quienes no quieren moverse de sus posiciones, bien por comodidad, bien porque ven que sus intereses peligran, y por ello intentan conservarlos rechazando dicho mensaje.
Este rechazo e indiferencia también se repite  en nuestro tiempo, incluso por parte de muchos bautizados, lo que indica que somos muchos los bautizados, pero pocos los convertidos.Y así vemos también que tenemos un cristianismo "epidérmico" o superficial, que se reduce a una costumbre sociológica y folklórica, y por tanto falto de convicciones y,  en consecuencia, sin conversión.
¿Por qué nos da miedo  recibir y vivir el evangelio en profundidad? ¿Por  qué tenemos  miedo o reparo de vivirlo y manifestarlo públicamente?

viernes, 16 de junio de 2017

Día 18 de Junio. Corpus Christi


LECTURAS



  • Deuteronomio 8, 2-3.14b-16a
  • Salmo responsorial  147
  • 1 Corientios 10, 16-17
  • Juan 6, 51-58

     Jesucristo resucitado nos dejó como fruto de su resurrección el Espíritu Santo y la Iglesia, su familia según la fe,  en la que Él ejerce como Cabeza y Buena Pastor. Jesús se hace presente en su Iglesia  por su Palabra y por los Sacramentos, especialmente la Eucaristía que, como nos dijo el concilio Vaticano II, es "el centro y culmen de la vida cristiana", porque Jesucristo  resucitado  está realmente presente en su situación  gloriosa de Dios y hombre: "Este es mi Cuerpo...Esta es mi Sangre... Haced esto en memoria mía", dijo Jesús. Y desde los primeros tiempos  hasta nuestros días, la Iglesia celebra la Eucaristía cada domingo y cada día por entender que es voluntad de Cristo  quedarse misteriosamente en este signo visible tan sencillo.
      Esto es lo que celebramos y exaltamos en esta Fiesta del Corpus Christi: el misterio de la presencia de Jesucristo en el pan y vino  consagrados, convertidos en su Cuerpo y Sangre, es decir, en su Persona.
"Haced esto en memoria mía",  dice Jesús. Y esto no quiere decir limitarse a realizar un rito de culto, sino que implica, además,  que hagamos de nuestra vida lo que hizo Jesús con la suya y que resumió tan bien en el lavatorio de los pies cuando les dijo: "ejemplo os he dad, haced vosotros  lo mismo  los unos con los otros", o lo que es lo mismo: "Amaos  unos a  otros como yo os he amado".

LECTIO CONTINUA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: VIDA PARA LOS DEMÁS

QUIERO VER: PAN DE VIDA

HOJA DOMINICAL

Día 11. Fiesta de la Santísima Trinidad


LECTURAS



  • Éxodo 34, 4b-6.8.9
  • Salmo responsorial: Daniel 3, 52-56
  • 2 Corintios 13, 11-13
  • Juan 3, 16-18

       Descubrir y reconocer quién es Dios, qué relación tiene con cada uno de nosotros  y con toda la humanidad, debe hacer nacer en nosotros sentimientos y actitud de admiración, agradecimiento y adoración.
       De la lectura de hoy en el Éxodo se saca la conclusión  que el nombre más propio de Dios es "misericordia", que se deja ver en la cercanía y generosidad. Pero es Jesús , quien en la respuesta al maestro Nicodemo dice bien claro cómo el amor de Dios es tan grande que nos ha enviado a su Hijo para salvar al mundo y no para condenar.
       Ahora bien, si Dios quiere salvar siempre, ¿cómo es que en el evangelio también se habla de juicio? ¿Quién va a juzgar? Desde luego, según el evangelio, no es Dios quien juzga: "Dios no mandó a su Hijo  para juzgar al mundo sino para que el mundo se salve por él". El juicio lo hace cada cual a sí mismo, al aceptar o rechazar  la salvación de Dios. Por tanto, el tiempo del juicio lo vamos realizando en el tiempo presente,en el que cada persona va decidiendo. El que acoge la salvación de Dios, ciertamente se salva; quien rechaza el regalo salvador de Dios, se condena. 
       Por tanto, el juicio es auto-juicio, pues cada persona, en el día a día, está decidiendo su opción final

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: SALVAR

QUIERO VER: SOÑAR NUESTRA VIDA

HOJA DOMINICAL DIOCESANA

sábado, 3 de junio de 2017

Día 4 de Junio 2017. Pentecostés.

DÍA DE LA ACCIÓN CATÓLICA Y APOSTOLADO SEGLAR


LECTURAS


  • Hechos de los Apóstoles 2, 1-11
  • Salmo responsorial 103
  • 1ª Corintios 12, 3b-7.12-13
  • Juan 20, 19-23
      El Espíritu Santo es el regalo que nos deja Jesús con su Resurrección, como había prometido: "Conviene que  yo me vaya..., entonces  os enviaré el Espíritu Santo... Él os iluminará para que podáis comprender la verdad completa".
      El Espíritu Santo es e como el viento  que empuja uy mueve, o como el aire que necesitamos para respirar.
      También hoy, el Espíritu es el que actúa en los corazones de los fieles, transformándolos interiormente y disponiéndolos para la acción, confesando a Jesucristo como Señor, y poniendo  en práctica  los dones y cualidades recibidos.
      Con la presencia del Espíritu Santo comenzó el tiempo de la Iglesia, prolongación de la misión de Jesús. Y en esa misión  estamos implicados los cristianos, si es que queremos ser la Iglesia de Jesús.
 Si nos dejamos llenar  por el Espíritu de Dios, ciertamente nos moverá a salir de nuestros rincones cerrados para vivir siendo  luz y sal  en medio de las realidades en las que se desarrolla  nuestra vida, siendo fermento y alegría. Es lo que tanto nos dice el papa Francisco: que seamos "Iglesia en salida", o a lo que nos invita nuestro proyecto diocesano: ser "discípulos misioneros".


viernes, 26 de mayo de 2017

Día 28 de Mayo. Ascensión del Señor.


LECTURAS

  • Hechos de los Apóstoles 1, 1-11
  • Salmo 46
  • Efesios 1, 17-23
  • Mateo 28, 16-20


        Las fiestas de la Resurrección y la Ascensión son dos aspectos de una misma realidad, como dos caras de una misma moneda. Se trata de la glorificación de Jesús; Dios que se hizo hombre en Jesús de Nazaret, finaliza  su etapa terrena o histórica, pasando a su estado de vida glorioso, según el modo propio de ser de Dios, siendo Dios y hombre al mismo tiempo.
        La Ascensión también significa que la misión de Jesús es confiada a los discípulos, la Iglesia, teniendo por tarea llevarla al mundo entero  como afirman los textos  del Evangelio y Hechos de los Apóstoles. Esta es la voluntad de Jesús, de la que se hace eco el concilio Vaticano II, al afirmar que la "Iglesia es misionera por naturaleza".
        La fe en Jesucristo  no consiste en saber cosas de Dios, o "creer que hay un algo", o simplemente salir en una cofradía de Semana Santa. Ser cristiano es "seguir a Jesús", y esto implica reconocerlo como Mesías  y Señor, entrando en relación estrecha con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, formado parte de la Iglesia, donde se anuncia el Evangelio y se celebra la fe, y en consecuencia, vivir según los valores y actitudes de Jesús porque seguir las huellas de Jesús es hacer lo que Dios quiere.
        Esto es lo que nos recuerda el papa Francisco en la primera linea de Evangelii gaudium 1: "La alegría del Evangelio llena el corazón  y vida entera de quien se  encuentra con Jesús", por lo que estamos llamados a ser "Iglesia en salida" o "Iglesia misionera", o según el lema de nuestro proyecto diocesano "Discípulos misioneros", "sabiendo que el bien tiende a comunicarse"(EG 9), y que "la Iglesia no crece  por proselitismo sino por atracción" (EG 14)

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: SENTIR LA PRESENCIA

HOJA DOMINICAL DIOCESANA






lunes, 22 de mayo de 2017

Primeras Comuniones 2017


Primeras Comuniones: 6 de Mayo 2017


Primeras Cominones 13 de Mayo 2017
                                          

                                      Primeras Comuniones: 20 de Mayo 2017

                                      
                                      Primeras Comuniones: 27 de Mayo 2017



                                             Primeras Comuniones: 2 de Junio 2017




domingo, 21 de mayo de 2017

Día 21 de Mayo. Domingo 6º de Pascua


LECTURAS

  • Hechos de los Apóstoles 8, 5-8.14-17
  • Salmo responsorial 65
  • Primera de Pedro 3, 15-18
  • Juan 14, 15-21
                                                                 
        En este domingo la Palabra de Dios nos habla de la nueva forma de presencia  de Jesús tras la Resurrección. Por ella vemos que los cristianos de hoy no estamos en inferioridad de condiciones respecto a los discípulos de la primera hora que lo conocieron históricamente.
        Jesús vive, posee la Vida de Dios mismo, que él tenía antes y después de su muerte, porque él es Dios,  y nos hace ahora partícipes de esa misma Vida.
        Para que Dios habite en nosotros, nos defienda y nos guíe, hace falta que estemos en comunión con él, es decir, que él entre en nuestra vida, en nuestro interior; así lo ha afirmado: "Si me amáis, guardareis mis mandamientos". Guardar sus mandamientos es practicar lo que él nos ha enseñado con palabras y obras. Amar a Jesucristo y guardar sus mandamientos es lo mismo, y quien no ama a los demás no puede amar a Jesús ni a Dios.
        La última frase del evangelio  resume perfectamente cómo vive Dios en nosotros , y cual es el requisito por parte nuestra: "al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré  y me revelaré a él".

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: VUELTA A CASA

HOJA DOMINICAL DIOCESANA