domingo, 22 de octubre de 2017

Día 22 de Octubre de 2017. Domingo 29 del Tiempo Ordinario


Día del Domund


LECTURAS

  • Isaías 45, 1.4-6
  • Salmo responsorial
  • 1 Tesalonicenses 1, 1-5b
  • Mateo 22, 15-21
        En el día del Domund, la Iglesia nos llama a cada cristiano a tener presente la razón de ser de la Iglesia, que por naturaleza es misionera. Y su raíz está en el mismo Jesús, enviado por el Padre, y  por tanto, el primer misionero,  quien resucitado confía su propia misión a sus discípulos, a los que dice: "Como el Padree me envió así os envío yo...Id al mundo entero y anunciad el Evangelio y bautizad a los que crean, enseñándoles lo que yo os he mandado. Y yo estoy con vosotros, cada día, hasta el final del mundo".
        El Lema de nuestro proyecto diocesano también nos lo recuerda constantemente: "Discípulos misioneros", o como dice el refrán:"es de bien nacidos ser agradecidos". La mejor forma de dar gracias a Dios porque somos cristianos es compartiendo nuestra fe con los demás; "a tu encuentro. Tenemos tarea misionera; es cuestión de ser valientes, y poner en práctica el mandato de Jesús: " Id al mundo...".

        Es lo que hacen los 13.000 misioneros y misioneras es`pañoles que han dejado su tierra, y en nombre de la Iglesia están en otra tierra, muchas veces en situaciones de Tercer Mundo, donde anuncian el Evangelio y hacen el bien, con proyectos de desarrollo humano, como hacía Jesús que curaba a los enfermos, perdonaba y alentaba a los marginados. 
         Los misioneros van a otra tierra  y cultura en nombre de Jesús y en nombre de la Iglesia, la familia de Jesús. Y van para ofrecer el gran regalo de Jesucristo, Señor y Salvador.

viernes, 13 de octubre de 2017

Día 15 de Octubre de 1017. Domingo 28 del Tiempo Ordinario

LECTURAS

  • Isaías 25, 6-10a
  • Salmo responsorial 22
  • Filipenses 4, 12-14.19-20
  • Mateo 22, 1-14
     Es un fenómeno universal: en todos los pueblos y culturas es en torno a una mesa bien servida cómo se celebra los grandes acontecimientos. No en vano, las lecturas bíblicas de hoy nos hablan del Reino de Dios como si se tratara de un gran banquete.
     Jesús habla de ese Reino de Dios, mediante la parábola de los invitados a las bodas del hijo del rey, al que algunos invitados dan una respuesta negativa, exponiendo sus excusas para no acudir. Y entonces, el rey extiende la invitación a  todos los que encuentren por los cruces de los camino, es decir, invita a todos los pueblos de la tierra, haciendo realidad lo anunciado por Isaías en la primera lectura.
     Esta parábola tiene plena actualidad entre nosotros. ¿Cuál es nuestra respuesta? También hoy, con frecuencia, ponemos excusas: "No tengo tiempo",  o bien, "yo me entiendo con  Dios a mi manera", o, "para ser buena persona no hay que ir a misa".
     Jesús nos dijo: "Como el Padre me envió, así os envío yo... Id a todos los pueblos, enseñad lo que os he mandado, bautizad..."
     Nuestra Diócesis, desde el año pasado tiene el proyecto de ser  "discípulos misioneros", que quieren salir "a tu encuentro".
     Sintámonos enviados, y acojamos la llamada de Jesús a ser su familia, y vivir nuestra fe con la alegría de haber encontrado al Señor.



lunes, 9 de octubre de 2017

Día 8 de Octubre de 2017. Domingo 27 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Isaías 5, 1-7
  • Salmo responsorial 79
  • Filipenses 4, 6-9
  • Mateo 21, 33-43

      La parábola del evangelio es una aplicación actualizada de la lectura de Isaías, y que, además, Jesús  aplica a su propia historia de Hijo enviado y rechazado por los responsables del pueblo, que desechan así la "piedra angular" de la salvación que Dios ofrece en Jesucristo. En consecuencia, el Reino de Dios se dará otro pueblo, que respete al Hijo y produzca frutos. ese nuevo pueblo es el conjunto de los que creen en Jesucristo  y lo acepten como Salvador y Señor.
     Y ahí estamos nosotros, los creyentes en Cristo que formamos la "viña del Señor", en la que Dios nos ha puesto con la tarea  de cultivarla, dejando que Dios actúe en nosotros. Así pues, nuestro compromiso y esfuerzo  en bien de los demás es  trabajar dicha viña, que somos todos.
     El proyecto diocesano "discípulos misioneros" nos involucra a todos a tomar parte en los trabajos de anunciar a Jesús, cada uno desde su responsabilidad. La parábola de la viña  nos invita a ser fieles, aceptando a Dios en nuestra vida, sabiendo que lo que Dios quiere, como Padre bueno que es, es que demos frutos, esto es, que seamos  más auténticos y responsables  haciendo siempre el bien.

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE: POR SUS FRUTOS LOS RECONOCEREIS

QUIERO VER: NOS ES TUYO




sábado, 30 de septiembre de 2017

INICIO DE LA CATEQUESIS CURSO 2017-18

CATEQUESIS


El día 3 de octubre dará comienzo la catequesis de infancia (Iniciación cristiana o de Comunión)

La Catequesis de iniciación cristiana, (Primera Comunión) tiene lugar:  martes, miércoles y jueves, a las 6,00h de la tarde.
  • Los martes: 1º de catequesis de Iniciación (1ª Comunión), a las 6.00h de la tarde
  • Los miércoles: 2º de catequesis de Iniciación (1ª Comunión), a las 6,00h de la tarde.
  • Los jueves: 3º de catequesis de Iniciación (1ª Comunión), a las 6,00h de la tarde.

Con los niños de Primer año, el miércoles, tendremos un primer encuentro, todos en el salón para indicar los grupo y catequistas, a fin de que los padres conozcan al Catequista de sus hijos. Y también tendremos una primera reunión con los padres de niños. Es fundamental la asistencia de, al menos, padre o madre.

Día 1 de Octubre de 2017. Domingo 26 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Ezequiel 18, 25-28
  • Salmo responsoriaal 24
  • Filipenses 2, 1-11
  • Mateo 21, 28-32

    En el evangelio hemos escuchado  las respuestas de dos hijos a un padre que los envía a trabajar. La primera respuesta es, a simple vista,  la de "un maleducado", pero que, aunque dice "no quiero", sin embargo, va y cumple la voluntad de su padre poniéndose a trabajar . La respuesta del otro hijo  es un "sí" con buenos modales, pero de hecho, es un "no me da la gana", porque aquel hijo no fue a trabajar.
    Ser un buen hijo significaba hacer la voluntad del padre. De ahí la pregunta de Jesús: ¿Quien hizo la voluntad del padre?, o lo que es lo mismo¿quien se comportó como buen hijo? pregunta que hizo Jesús a los responsables del pueblo.
    El relato evangélico contiene  una enseñanza fundamental: que los hechos son los importantes, y no las palabras; el evangelio nos invita que que nuestro sí se refleje en las obras. Pero lo maravillosos del mensaje de Jesús  es que Dios comprende  nuestra limitación humana y admite la posibilidad de rectificar nuestras equivocaciones, después de recapacitar.
    El peligro que corremos los cristianos es el no vivir nuestra fe con coherencia, y no pasar de las palabras a los hechos. Ya lo dijo Santiago en una de sus Cartas: "Dime cuales sn tus obras y yo te diré cuál es fe".



miércoles, 27 de septiembre de 2017

Día 24 de septiembre. Domingo 25 del Tiempo Ordinario

LECTURAS

  • Isaías 55, 6-9
  • Salmo responsorial
  • Filipenses 1,20c-24. 27a
  • Mateo 20, 1-16


      Hoy Jesús nos presenta el proyecto de salvación universal de Dios, y lo hace con la parábola de la viña. "El reino de los cielos", dice Jesús, se parece a una viña en la que todos estamos llamados a trabajar. Es el dueño de la viña el que busca trabajadores, con lo que Jesús  nos indica que trabajar en la viña  del Señor es una elección  por parte de Dios, y por tanto es un regalo, y como tal hay que acogerlo con  alegría y agradecidos.
      Esta parábola va con nosotros, porque todo cristiano es un llamado a trabajar en la  la Iglesia y en el mundo, que son la "viña del Señor". Y la llamada de Dios se repite en todo tiempo.
      Cada domingo  y cada vez que escuchamos el evangelio , Dios nos propone  algo para nuestro bien y el de los demás, y espera nuestra respuesta, cuenta con nosotros.
       El lema de nuestra Misión diocesana "Discípulos misioneros", nos está recordando  precisamente esta tarea: que Dios nos envía a salir  de nosotros  y anunciar el evangelio con hechos y palabras.


sábado, 16 de septiembre de 2017

Día 17 de Septiembre. Domingo 24 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Eclesiástico 27, 30-28,7
  • Salmo responsorial 102
  • Romanos 14, 7-9
  • Mateo 18, 21-35

    El evangelio de hoy continúa con el tema del perdón, iniciado el domingo pasado. El perdón es  un mensaje bonito, pero difícil de entender, y sobre todo, difícil de practicar.
    El perdón del que nos habla Jesús no es  un perdón sin más, porque sí. Es un perdón  que nos hace pensar, y sobre todo, que nos lleva a corregir los caminos mal andados.
    La parábola que nos propone Jesús es clara, y lleva a  consecuencias también claras.  Jesús nos indica que el perdón de Dios es total y gratuito. Este modo de perdonar Dios  es el centro del mensaje de Jesús, quien siempre ofreció el perdón   a los pecadores, antes incluso que éstos  lo merecieran, como en el caso de Zaqueo y de la mujer pecadora, y no digamos, el perdón de Jesús a quienes le estaban quitando la vida.
    Jesús nos dice que el que se sabe perdonado por Dios reconoce su error y vive agradecido, y eso se nota en que se siente empujado a perdonar "setenta veces siete", es decir, siempre, de modo que el perdón es una actitud que indica  si una persona  es cristiana de verdad, que reconoce a Dios como Padre, y en consecuencia,  ama a los demás perdonando como Dios nos ama y perdona.